Dulzura de mujer: fina, bella, pero un poco alocada en la cama. Sólo falta que le calientes el punto exacto y la beses donde se debe. Así que ¡manos a la obra! Vamos a averiguar dónde está ese botón para que esta chulada se prenda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *