Mauricio Vila se echó pa’ atrás con el impuesto por la seguridad

Mérida, Yucatán, 15 de enero de 2020 (ACOM).- El gobernador Mauricio Vila Dosal anunció que dará marcha atrás al cobro del derecho para infraestructura tecnológica en materia de seguridad que se aplicaría a través de los recibos de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

En un mensaje desde Palacio de Gobierno, el mandatario yucateco reveló que tras una reunión con el director general de de la CFE, Manuel Bartlett Díaz se le informó que era legalmente inviable hacer válida esa contribución por medio de la facturación de la paraestatal.

“El resultado de esa reunión nos encaminaba a un conflicto jurídico entre el gobierno federal y el gobierno estatal, ya que como estado soberano estamos en nuestro derecho de interponer los recursos jurídicos pertinentes”, explicó.

“La seguridad de los yucatecos se garantiza en las calles, no en los tribunales”, agregó Vila Dosal ante la lluvia de amparos que se avecinaba.

El titular del Ejecutivo estatal dijo que otras opciones era hacer el cobro a través del impuesto predial o la Junta de Agua Potable y Alcantarillado de Yucatán (Japay), pero se descartó esa posibilidad.

Dejó en claro que esta decisión no pone en riesgo garantizar la seguridad de las familias yucatecas pues se mantendrá la política de austeridad, sin gastos superfluos para lograr un uso eficiente del presupuesto estatal.

“La seguridad de las familias yucatecas bien vale todas las acciones que hemos tomado. Así me lo han pedido y así lo haré”, reiteró el mandatario estatal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *