Los desalojan de su casa en Vergel 65

Pareja regresa de su chamba y ya no entra

Una pareja que habita en una casa del fraccionamiento Vergel 65 fue despojada del que fue su hogar por más de 20 años, a causa de un pleito por la posesión de la propiedad.

Ambos salieron a trabajar desde temprano, pero cuando regresaron a su casa ésta ya tenía bloqueado el acceso con alambrón y maderas.

Adentro había unas personas que no conocían, de modo que con la ayuda de sus vecinos comenzaron a retirar la “barricada”.

A los pocos minutos arribaron 10 unidades de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), cuyos agentes ordenaron que se detengan. Los elementos de la Policía Estatal estaban encabezados por un comandante.

Los hechos se suscitaron esta noche en el predio número 193-L de la calle 15-A por calle 8 interior de Vergel 65.

Como lo han hecho desde siempre, la pareja salió a trabajar en la mañana, pero al regresar a su hogar se encontraron con que ya no podían entrar.

Presuntamente fue personal de una financiera el que llegó para hacerse de la posesión de la casa. Luego se dijo que fue un despacho jurídico.

Adentro había personas que resultaron ser abogados de un despacho particular que ganó la casa mediante un litigio exprés.

Desafortunadamente para la pareja que vive ahí desde hace 20 años, la casa se la tenía dado un primo, que es el dueño de la propiedad, pues él reside en Cancún.

Sin embargo, los vecinos molestos por lo que consideraron era una invasión de propiedad con miras a despojar a la pareja, entre todos empezaron a retirar la “barricada”.

Personal de una financiera tomó la posesión de la casa.

Fue cuando llegaron las unidades policíacas 6719, 6603, 6621, 6453, 2336, 6678, 6619, 6222, 6622 y 6624 de la SSP con varios agentes, entre ellos elementos femeninos para detener a mujeres.

Los policías dijeron a los vecinos que dejaran de meterse en el asunto y que ellos se encargarían de ver lo que estaba ocurriendo.

El comandante a cargo se entrevistó con el representante legal para aclarar la situación

y resultó que la empresa, cuyo nombre no se quiso proporcionar, ganó la propiedad porque, según dijo, el hermano del dueño es co-propietario y supuestamente les firmó unos documentos sin conocimiento del otro.

Luego del litigio ganaron la casa y fueron a tomar posesión por la fuerza, con las pertenencias de la pareja en el interior.

Los afectados se comunicaron con el dueño de la casa y éste les dijo que regresaría a Mérida para aclarar el problema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *