Se les poncha la llanta y se meten en el monte, en la vía Kinchil – Celestún

Celestún, Yucatán; 14 de febrero de 2020 (ACOM).- De plano no van a olvidar este día de San Valentín dos amigos, pues cuando iba a bordo de un vehículo Aveo, se les reventó un neumático y causó su salida de la carretera para acabar destrozado entre matorrales de la vía Kinchil – Celestún.

Isarel U., vecino de Motul, manejaba el compacto con placas ZCL-903B, con dirección al municipio costero para llevar a su amigo Nelson Heraclio S.P. de 43 años a su casa.

Sin embargo, en las primeras horas de este viernes, una llanta se les pinchó provocando que ‘Isra’ pierda el control del volante para salirse de su costado derecho, justo a la altura del kilómetro 67+500.

Pero ahí no acabó la cosa, los dos ocupantes salieron como pudieron de la nave desbaratada y al ver que no pasaba nadie a esa hora, tuvieron que caminar unos tres kilómetros para pedir ayuda a los policías comisionados en el retén del entronque de Chunchucmil.

Pues para colmo de males, ya no tenían pila en el celular para llamar al 911.

Y como ni nada pudiera salir peor, mientras caminaban en busca de ayuda, unos sujetos que pasaban por la carretera al ver el auto abandonado, se robaron la refacción y algunas pertenencias de los accidentados.

Al final fueron auxiliados por elementos de las unidades 6315 y 6380 de la Secretaría de Seguridad Pública.

Paramédicos de la ambulancia 21-G de la SSP, atendieron al par de salados.

Nelson Heraclio presentó luxación de hombro derecho, pero no quiso ser trasladado a un hospital hasta después, ya que primero tenía que estar con amigo mientras llegaba la Guardia Nacional para deslindar responsabilidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *