Turistas sufren mortal accidente

Una morra que venía de “cantona” Roo termina prensada junto otra chava

Dos morras que querían pasear en la urbe ganadera, Tizimín, sufrieron un accidente a la altura de la comisaría de Kikil, donde hay un cenote, y se impactaron contra árboles y entregaron su alma al creador.

Las turistas transitaban en la carretera federal Río Lagartos a Tizimín y manejaban un vehículo de alquiler, un Chevrolet Aveo. Provenían de Cantina Roo (Quintana Roo).

Por el impacto, tras la voltereta y el encontronazo en los árboles, las turistas quedaron prensadas. La guía en el caso de la conductora y la estructura aplastaron a las jóvenes.

Todo apunta a que iba con exceso de velocidad y probablemente se durmió la conductora o perdió el control de la guía. O quizá también se le pinchó la llanta y habrá frenado propiciando la volcadura.

Al lugar llegaron en pocos minutos unidades de emergencia y rescate cuyos elementos constataron que ambas mujeres ya no contaban con signos vitales.

El compacto dio una voltereta completa quedando entre árboles y cerca de una alambrado de púas, de un rancho.

Los turistas cometen el error de pisarle debido a que son vías poco transitada, pero esto propicia que en caso de un accidente los resultados pueden ser mortales.

El tramo carretero se tuvo cerrado en los dos carriles de ambos sentidos mientras se realizan las labores de rescate de los cuerpos.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *