Tras el pánico del choque, se dio a la fuga

Una conductora que se dirigía a visitar a su mamá fue víctima de la imprudencia del guiador de un Tsuru que se le estrelló por intentar rebasar en la calle 42 por 37 del fraccionamiento Jardines de Tahdzibichén.

Según narró la dueña de un Ford Figo, esta se orilló para dejar pasar a los demás autos y luego dar vuelta a la izquierda.

Para su mala suerte, justo detrás de ella fue impactada por el conductor del Nissan, quien sin pensarlo huyó del lugar y dejó a la mujer a su suerte, mientras que el vehículo quedó entre las piedras y la maleza a la vera del camino.

Sin nada que hacer más que llamar a su seguro, la mujer se sentó a la sombra de un árbol para demás dar aviso a la policía que se encargó de remolcar el vehículo al corralón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *